Atajos


Si cerráis la puerta a todos los errores, también la verdad se quedará fuera. Rabindranath Tagore

caminos

En la web estamos acostumbrados a caminos conocidos. Desde la primera cuenta de correo que se nos ocurrió abrir, dentro de nuestra más tierna torpeza, hasta ahora, que intuimos y sabemos manejar la mayoría de los elementos de interacción que nos encontramos navegando (no todos, quedan aberraciones como esta), hemos sufrido un proceso de aprendizaje más o menos largo, y nos ha costado muchas horas, surcando muchos mares.

Uno de los caminos más conocidos es el proceso de identificación: el usuario y la contraseña. Lo usamos todos los días, para nuestro correo, nuestras redes, nuestras aplicaciones y sites personales.

En esto aparece el DNI electrónico, con todo su potencial para consolidarse como un atajo del camino. Un instrumento personal que nos sirva para identificarnos (aunque sea en webs del pais) y nos facilite las cosas. Un DNI, un lector y un botón en la página, no hace falta nada más.

Muchos pusimos ilusión para explotar sus posibilidades con las personas: identificarlas, que firmen, registrar sus datos personales sin necesidad de escribirlos en un formulario.

Pero el invento no es perfecto. La seguridad que precisa el intercambio de datos requiere javascript (no accesible). La sensación de tranquilidad que necesita infundir en el público un sistema seguro, se pierde cuando el sistema nos pide de forma insistente el PIN. La comodidad, relativa, pues tienes que ir a buscar tu cartera y sacar el carné. La versatilidad, poca de momento: no está plenamente implantado en los organismos oficiales, entidades y empresas, y no me vale para todo.

¿Entonces qué?. ¿Fracasará?.

En primer lugar, el estado tendrá que corregir los problemas, y que la máquina funcione engrasada como el émbolo de un pozo de petróleo. Además de implantarlo en todo tipo de trámites oficiales que ahora requieren ser presenciales.

Lo segundo sería que las empresas lo impulsen, que lo adopten como método de conexión de los sites más visitados, porque entonces, al añadir un notario, un tercero que dá fé de lo que firmamos, alguien que asegura y legaliza que el otro sea quien dice ser, evitamos fraude y problemas.

Lo tercero son las personas, y eso viene solo: todos tendremos un DNI electrónico tarde o temprano. Y lo usaremos si con él accedemos a muchos nuevos servicios desde cualquier sitio, y si nos otorga un grado de seguridad más alto que nuestros actuales usuarios y contraseñas, y eso es obvio, como adoptamos la banca online hace tiempo para gestionar algo tan delicado como nuestro dinero, reservamos vuelos o compramos cosas.

Un voto de confianza para que algunos dén el primer paso. Mientras tanto, ya lo vés, seguiremos esperando…

Anuncios

One Response to Atajos

  1. […] This post was mentioned on Twitter by Valentin Pereiro. Valentin Pereiro said: Atajos: http://wp.me/prlLt-cZ […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: