Videomanía y videofagia


Un buen vino es como una buena película: dura un instante y te deja en la boca un sabor a gloria; es nuevo en cada sorbo y , como ocurre con las películas, nace y renace en cada saboreador. (Federico Fellini)

grua con cámara filmando una película

Desde la aparición de Youtube en la escena de internet, el video se ha convertido en el rey de los contenidos. Dicen que más de un 60% del tráfico tiene que ver con este soporte multimedia.

Lo que ha hecho Youtube es democratizar un soporte que antes solo encontrabas en algunas páginas, sobre todo en sitios porno. Supongo que una porción muy grande de ese 60% sigue siendo el porno…Pero ahora tenemos producciones amateur, escenas cotidianas, empresas con videos publicitarios y grandes productores pujando por un nicho de mercado donde casi todos podemos aportar y donde todos podemos disfrutar.

El video permite contar historias captando la máxima atención en un mínimo tiempo. El factor tiempo y el cognitivo son claves para elegir este tipo de contenido. El video es un formato óptimo para matar el tiempo. Esperando el autobús, en el aeropuerto, podemos entretener y a la vez informar. Y es un formato que no requiere grandes dosis de atención para transmitir una idea.

Es curioso como algunas empresas han sabido explotarlo. En la web de Canal Cocina apenas se veían los videos de sus recetas. Lanzaron una aplicación para el iPhone y multiplicaron las descargas. Los usuarios no podían cocinar mientras veían los videos en un ordenador, pero si en el iPhone. Una vez más la combinación de tipo de contenido (video) y tipo de terminal (smartphone) provocaron un efecto positivo para usuarios y empresa.

El video también precisa de un sistema de analítica web. No nos sirve Google analytics. Empresas como Kewego, cuentan con un panel de control especializado, donde controlar no solamente el alojamiento, sino la difusión en redes sociales como Facebook o Twitter, o el consumo del contenido, si los usuarios lo ven entero, el tiempo medio de consumo y otros muchos factores.

Pronto asistiremos a una nueva generación de elementos de interacción alrededor del video. Navegación e información asociada a distintos momentos de la película, donde el usuario pueda profundizar en el contenido e interactuar con él. Alta definición. Mucha producción. Se abre un mercado importante asociado a este soporte multimedia.

Incluso la accesibilidad es posible hasta donde alcanza la tecnología. Declaración del objeto en la página, tabulación de los controles del player de video, contenido alternativo o subtitulados, permiten que los discapacitados también puedan participar del contenido aunque el formato sea especialmente pensado para videntes.

Dentro de poco ninguna empresa podrá pensar en campañas de marketing online sin contar con el video en su estrategia. La viralidad del video, su portabilidad y su amplia difusión son especialmente útiles para determinados productos de consumo. Para demostrar la utilidad de un producto, lo mejor es contarlo con una historia. Es el cine dentro de la web.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: